UN PADRE QUE ES HIJO

sábado, 20 de enero de 2007

Cuando yo tenía 4 años, mi padre cayó enfermo y cuando cumplí los 16 años falleció.

Como HIJO, he echado de menos la figura de mi padre, quien me hubiese enseñado a ir en bici, reñido cuando hubiese sido necesario, educado con sus valores personales, dado consejo en aquellos momentos de duda, abrazado en aquellos momentos tan necesarios, reído conmigo en las alegrías, llorado en los momentos tristes, en definitiva me hubiese guiado en este caminar por la vida.

Le he echado de menos en todos los momentos importantes de mi vida: al cumplir los 18, cuando aprobé el carnet de conducir, cuando fui a la mili, cuando encontré mi primer trabajo, cuando me operaron, cuando me fui de casa para independizarme, cuando nació mi hija, cuando me separe, etc…

Sin olvidar a la madre que tengo, que hizo y sigue haciendo todo lo que esta en sus manos por su hijo y a mis hermanos que lo dieron todo por mi. Pero nunca podrán sustituir lo que mi padre hubiese representado para mi.

Ahora que tengo 34 años y sigo echando de menos a mi padre.

Estoy totalmente seguro que este vacío que siento por mi padre, es el mismo que sentiría si hubiese faltado mi madre, ambos son irremplazables.

Como PADRE que ahora soy, no voy a permitir que mi hija se quede sin padre, por una enfermedad peor que la salud: las leyes injustas, anticuadas a nuestros tiempos y que propician a la desigualdad y la discriminación. En la que se priva del derecho de ser un padre implicado en la vida diaria de sus hijos, para ser un simple visitador.

No voy a permitir que destrocen nuestra familia por intereses políticos, económicos o sociales, no voy a permitir que cuando mi hija sea grande se lamente de no haber tenido un padre, no quiero que sienta este vació que yo siento. No quiero aceptar ser el papa del fin de semana, ni el papa de paga la pensión y calla.

Quiero ser el papa de los buenos y malos momentos, el papa del día a día.

Soy el Papa que va ha luchar hasta que me quede sin aliento o sin dinero para poder ver a mi hija crecer y poder estar a su lado cuando me necesite.

Dedicado a mi padre; que esta a mi lado cada día dándome fuerzas y a mi hija que con una simple mirada me llena de energía para seguir luchando.


5 comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Oscar, sabes que tienes todo mi apoyo y que deseo que éste tu pleito lo ganes y que llegues al final con un triunfo cuanto antes. Un abrazo...

    "Por una causa justa.... Nuestros hijos se merecen lo mejor... Olvidemos por un momento nuestros intereses... pensemos un instante en sus sentimientos..."

    Ánimo....

    ResponderEliminar
  3. Hola Mary,

    No se trata de ganar o perder, he aqui el inicio de todos los conflictos, sino más bien de ser flexible, dialogante, amoroso y justo con los demas y en consecuencia con uno mismo, asi conseguiremos avanzar, crecer y dejar una sociedad mejor a nuestros hijos.

    Muchas gracias por tu apoyo y comentarios.

    Un ABRAZO MUY FUERTE

    ResponderEliminar
  4. Hola Oscar, Gracias por darme esta direccion el Domingo cuando nos vimos en el parque, la verdad es que me a ayudado en la situacion por la que estoy pasando.
    Ya te felicitemos por ganar la custodia compartida, pero por lo que hoy te Felicito es por ser esa persona que siempre estara ahi , justo cuando tu hija lo necesite.Felicidades por ser PERSONA!

    ResponderEliminar
  5. Gracias a vosotros por vuestra amistad, vuestro ánimo y por estas bonitas palabras llenas de sentimiento y emoción, al menos yo las he percibido así.

    Y sobretodo gracias por el abrazo que me disteis el domingo.

    Un abrazo para los dos.

    ResponderEliminar

 

MENSAJE DE PUMJ


TU ERES UNA PIEZA IMPORTANTE EN ESTE MUNDO,TU GRANITO DE ARENA ES IMPRESCINDIBLE. PARTICIPA, CORRE LA VOZ, ENVIA, EXPLICA, APORTA TODO LO QUE CONSIDERES OPORTUNO. CUANTA MAS PERSONAS NOS IMPLIQUEMOS MAS AVANZAREMOS HACIA UN MUNDO JUSTO. GRACIAS Y UN ABRAZO.

Google+ Followers