ENTREVISTA A BRIAN WEISS "TERAPIAS REGRESIVAS"

viernes, 27 de abril de 2007

DISCOVERY DSALUD

Brian Weiss, autor internacionalmente conocido -entre otras obras- por los best sellers mundiales "Muchas vidas, muchos maestros" y "A través del tiempo"- estuvo recientemente en España para impartir una serie de conferencias y seminarios que pretenden ayudar a las personas a encontrar su equilibrio interior. Hemos hablado con él.

Brian Weiss es actualmente jefe del Departamento de Psiquiatría del famoso hospital Monte Sinaí de Miami (EEUU) y uno de los primeros en aplicar la terapia regresiva mediante la que llevar al paciente tanto a rememorar episodios traumáticos de la infancia como a situaciones conflictivas vividas en presuntas vidas anteriores en un intento de encontrar el origen de los traumas que pueden haber dado lugar a algunas de las enfermedades que se manifiestan hoy. Conscientes de que se encontraba muy cansado ya que nos recibió a poco de llegar de un largo viaje le dimos las gracias por ello.

-No hay de qué -nos diría sonriendo-, para mí es un placer hablar con ustedes.

-Díganos, ¿en qué está trabajando actualmente?

-Básicamente sigo realizando terapias regresivas. Como sin duda saben, se trata de un terreno en el que me introduje hace ya veintidós años y desde entonces he tratado a unos tres mil quinientos pacientes de forma individual y a muchos más en grupos. Además, formo a unos doscientos terapeutas al año para que también ellos puedan aplicar esta terapia de regresión, meditación y sanación.

-¿A qué ha venido esta vez a Madrid?

-A impartir un seminario precisamente. No a dar una formación completa porque son sólo cinco días. Va dirigido a personas que tienen ya cierto nivel, a terapeutas.

-Al principio de su trabajo las regresiones que realizaba a sus pacientes las hacía con hipnosis total. ¿Sigue haciéndolo así? Lo preguntamos porque otros expertos -como Joaquín Grau- afirman que debe hacerse en ese estado de "duermevela" en el que se entra cuando las ondas cerebrales fluctúan alrededor de los 4 ciclos por segundo.

-Bueno, existen distintos grados de hipnosis. De hecho, todos nos autohipnotizamos cada día. Por ejemplo, cuando uno lee en estado de relajación un libro sin oír ruido alguno... eso es hipnosis. Una cuestión de concentración. Por tanto, no hay nada misterioso en ello. Yo he trabajado con muchos pacientes que han tenido experiencias de regresión espontánea. Y los niños lo hacen sin hipnosis. Es más, a la gente a veces le ocurre que visita ciudades en las que nunca ha estado antes y reconoce lo que ven en un fenómeno que se denomina "deja vu". También se tienen sueños sobre vidas pasadas. Pero cuando alguien viene a mi consulta utilizo la hipnosis porque es
la manera más rápida y profunda. Se puede decir que un sueño también es un estado profundo, cuando el cerebro produce ondas delta; la diferencia es que no está controlado como en el caso de la hipnosis.

-¿Cree usted que los conflictos que los pacientes relatan de experiencias en vidas pasadas realmente influyen en los estados de salud o enfermedad de esta vida?

-A menudo, sí. De hecho, esa es la base de la terapia. La regresión va a la fuente del síntoma, del problema. Que puede haberse producido estando en el útero materno durante la gestación, en la infancia, en la adolescencia o hasta en una vida pasada...


-Bueno, para desplazarse mentalmente hasta una vida pasada... habrá primero que creer en la reencarnación.


-En realidad no importa si la gente cree o no en la reencarnación y si es posible, en tal caso, acceder a las experiencias de vidas anteriores. Así se lo explico a quien no cree a fin de que entienda que puede ser la mente la que "recree" una situación pasada en esta vida para hacer que afloren hechos desagradables sin sentimientos de culpa o vergüenza.

Lo que importa es que aflorando ese shock traumático el síntoma desaparece y la persona mejora. Así, por ejemplo, si el paciente narra que se ahogó en una vida pasada y esa es la razón de que le tenga fobia al agua ahora, ésta desaparecerá tanto si realmente el hecho ocurrió en una vida anterior como si se trata de una recreación mental. Lo interesante es que aflore.

-¿Y revivir un hecho traumático no produce sufrimiento en el paciente?

-No es necesario que el paciente reviva también los sentimientos, que sufra una catarsis aunque a veces sea conveniente, basta con que lo haga mentalmente. En términos terapéuticos a eso se le llama "decatexis" o atenuación. Es decir, se puede tener a una persona bajo hipnosis reviviendo la situación dramática pero hacer que lo vea "desde la distancia", sin que sienta el drama en su cuerpo, sin experimentar pánico o sufrir emocionalmente.

De esa forma se le puede hacer revivir una y otra vez la escena en distintas sesiones sin rechazo ya que sabe que no va a sentir angustia. Repetición que permite que la fobia se vaya diluyendo energéticamente y el trauma "enquistado" desaparezca.

-En cualquier caso, tenemos entendido que las experiencias de vidas pasadas" son numerosas, ¿no?

-En efecto. Y, de hecho, es una experiencia que reconforta espiritualmente a mucha gente. Os obvio que marca mucho saber que uno es inmortal, que va a renacer una y otra vez. Para muchos las experiencias son tan reales que luego no albergan duda de que realmente sucedieron, de que no son una fabulación de su mente.

Y saber que la muerte no existe, que no es más que un tránsito, reconforta. Al punto de que en todos los casos la visión del mundo y de la vida cambia.

-¿Tiene relación esta terapia con la Programación Neurolingüística o PNL? Es decir, ¿se puede conseguir con ella superar el pánico a los lugares cerrados o a viajar en avión, por poner dos simples ejemplos?

-La PNL tiene, en efecto, algunas similitudes terapéuticas con la hipnosis regresiva. Se puede enseñar a una persona a controlar la respiración, la presión sanguínea y el pulso a través de una visualización intensa y conseguir abortar un ataque de ansiedad o de pánico antes de que comience.

Piénsese que el simple acto de meditar es importante. Por eso la meditación es algo que enseño a todos mis pacientes además de la hipnosis. Claro que en la meditación uno relaja la mente conscientemente mientras en la hipnosis profunda la persona se halla en un nivel en el que a pesar de que puede mantener una conversación, no interviene el consciente.

-¿Ha oído hablar del doctor Hamer y de sus teorías acerca de las leyes que rigen la aparición de un cáncer?

-No, no sé quién es.

-El doctor Hamer parece haber demostrado a través de múltiples pruebas -sobre todo con escáneres cerebrales- que la aparición de un cáncer está supeditada a determinados traumas psíquicos intensos e inesperados que pillan a uno a contrapié y se viven en soledad. Cuando eso ocurre, en una zona del cerebro se produce una marca en forma de diana y el órgano regulado por esa zona cerebral sufre una disfunción que puede desembocar en un cáncer si el shock traumático que la generó ha sido lo suficientemente intenso.

-Por lo que me cuenta, debe ser muy similar a lo que plantea la medicina oriental sólo que los campos de energía en este caso no se encuentran representados en la oreja o en el pie sino en el cerebro...

-Hay algo en lo que usted plantea que no acabamos de entender bien. Supongamos que la reencarnación es una realidad. Bien, si tengo un problema de estómago provocado en "otra vida" por un conflicto del tipo que sea y ese problema en esta vida no va a volver a suceder, ¿por qué me "traigo" entonces la enfermedad de unas circunstancias que no voy a vivir ya aquí? ¿Por qué me traigo a esta vida, a mi cuerpo, problemas que tuvieron lugar en una vida pasada y en otras circunstancias?

-No sabría decirle exactamente el porqué pero quizás esté relacionado con lo que me acaba de decir, por ejemplo, del doctor Hamer. En la tradición oriental se les llama "cicatrices". Quiero decir que serían como "cicatrices" que te llevas cuando se forma el cuerpo a partir del "molde" inicial de energía electromagnética que da lugar a cada nueva vida. Y como la cicatriz sigue inscrita ahí, en el campo electromagnético, se puede volver a manifestar. En suma, si no se "soluciona" el problema, lo que puede hacerse con una terapia regresiva, el molde electromagnético continúa dañado.

-Por cierto, dígame una cosa: usted que ha tratado con tantos pacientes, ¿ha notado cambios globales significativos en la forma de ver la vida de la gente a lo largo de estos años?

-Sí. La gente ahora tiene una mente cada vez más abierta. En parte, la causa de que esto sea así somos usted y yo, la televisión, las revistas, la radio, los periódicos... Porque hoy la gente ha incrementado su conocimiento y sabe más sobre la conexión mente-cuerpo, sobre sanación, sobre salud, sobre vidas pasadas, sobre espiritualidad, sobre el mundo de las energías... Hay más información, las personas tienen menos miedo de hacer público lo que piensan y no tienen ningún problema en ir a terapeutas alternativos. Cuando comencé a hacer este trabajo hace veintidós años era diferente. La gente tenía miedo y no acudía a las terapias alternativas. Ahora la Acupuntura, por ejemplo, es algo muy corriente. Es más, los pacientes están hoy presionando a los médicos tradicionales; al menos, en Estados Unidos. El mundo ha cambiado completamente porque hay pacientes que quieren terapia regresivas y cada vez más hipnoterapeutas haciendo este trabajo. Ya no se considera escandaloso ni vergonzoso trabajar con medicinas alternativas, realizar regresiones, hipnosis, tratamientos quiroprácticos, acupuntura, masaje, etc. Las terapias energéticas se están convirtiendo en algo mucho más aceptado. Por tanto, sí, hay un cambio en el nivel de conocimiento y en la apertura mental.

-A nosotros nos da incluso la impresión de que la gente está empujando hacia arriba a todo el sistema.

-Cierto. Y aunque hay científicos que están implicados la verdad es que la mayor parte del empuje viene de la gente de a pie.

-Un catedrático español de Psicología, José Luis Pinillos, dijo ya hace tiempo que el futuro de la mente humana es alcanzar capacidades que en este momento se consideran paranormales como la telepatía, la precognición, etc. ¿Qué piensa sobre eso y sobre el momento en que podremos alcanzar esas capacidades?

-Ese profesor tiene razón. Yo he sido testigo de la manifestación de esas capacidades en ciertas personas como sanadores, telépatas y médiums. Y los estudio de la misma forma que los científicos materialistas están empezando ahora a estudiar la conciencia, la mente y sus límites. Capacidades mentales como la visión remota y otras muchas más. Sí, creo que sí, que tendremos habilidades intuitivas y otras habilidades en mucha mayor proporción de lo que hemos comenzado a conocer ahora y que deberemos desarrollar. En los últimos doscientos años, con la Ilustración y el triunfo de la racionalidad, nos hicimos muy de hemisferio izquierdo cerebral. Y eso es bueno pero nos hemos quedado sin equilibrio. Es importante pues que volvamos a usar ambos hemisferios equilibradamente.

-En todo caso, aún deben cambiar mucho las cosas para que los médicos empiecen a ver al ser humano como un todo y donde el cerebro, siendo importante, no se perciba como lo más importante. Lo es más, a nuestro juicio, el corazón.

-Es verdad. Hoy se acepta que el corazón tiene su propio cerebro, lo que se ha popularizado como inteligencia emocional. Por eso pienso que vamos a asistir a enormes cambios en el ámbito de la salud. A no tardar mucho. De hecho, ya han empezado a tener lugar. Hoy se acepta que el estrés deprime el sistema inmune; es algo obvio. Por tanto, aprender a eliminar el estrés e inducir sentimientos de paz interior y relajación va a ayudar a la salud de la gente, tanto a nivel físico como mental. Y, de la misma forma, empezarán rápidamente a verse cambios en las enfermedades crónicas en cuanto la gente comience a practicar técnicas mentales de meditación, relajación, visualización, regresión... Hay que practicar estas técnicas. No podemos simplemente hablar de ellas. Cuando la gente practica, los cambios se producen más rápidamente.

-Luego, ¿podríamos decir que el corazón tiene su propia inteligencia?

-Pienso que la tiene de alguna forma. Podemos llamarlo de diferentes maneras pero es una clase de inteligencia emocional. Tal vez se manifieste como intuición.

-Cada vez más autores defienden que el corazón tiene un tipo de inteligencia propia que el cerebro no puede llegar a percibir.

-Bueno, es cierto que no está claro dónde se ubica la capacidad de compasión o la de amar. Quizás estén en el corazón pero también deberíamos revisar frases hechas la de "me ha roto el corazón" porque por lo general es un acontecimiento valorado mentalmente lo que te rompe el corazón. La muerte de alguien, de una relación que se termina, de un acontecimiento triste o traumático es evidente que llegan al corazón... Pero, cuando uno dice que le han roto el corazón, ¿no será que es el impacto mental el que hace que el corazón resulte afectado físicamente? Hay que seguir investigando.

-¿Cree que las células, por sí mismas, tienen alguna clase de consciencia?

-Consciencia significa "darse cuenta de..." y, en ese sentido, es la palabra exacta. Sé que científicos japoneses o chinos -no recuerdo ahora- están estudiando las moléculas del agua, no ya en el cuerpo sino en un vaso de agua. Y a través del microscopio electrónico han visto cómo las moléculas del agua responden a las emociones, a factores externos... Y si uno asume que las moléculas de agua responden así, ¡cuánto más sensibles no serán las células de nuestro cuerpo!

-Volviendo al tema de las terapias regresivas. ¿Ha percibido diferencias entre los pacientes que hacen regularmente meditación y los que no la practican?

-Cuando atiendo a alguien que medita regularmente el trabajo va mucho mas rápido, se alcanzan antes niveles más profundos y el beneficio es más inmediato. Sí, con la meditación los resultados son mas rápidos y mejores. Por eso aconsejo siempre a todos mis pacientes que practiquen la meditación y la relajación ya que eso ayuda a conseguir una recuperación más rápida y eficaz.

-¿Alguna vez ha conseguido como terapeuta captar o intuir de forma clara escenas de las vidas anteriores de los pacientes? ¿Ha sentido que "se metía en el escenario" con su paciente?

-En ocasiones. Pero cuando yo formo a un terapeuta y veo que es muy intuitivo le recuerdo que no puede nunca adelantarse a los acontecimientos que está viviendo el paciente, que debe ir a su velocidad. Debe ser él quien narre la experiencia, quien la reviva.

-Con la aparición de las terapias regresivas el número de gente que se plantea en Occidente la posibilidad de que la reencarnación sea algo real es cada vez mayor. Al punto de que son también cada vez más numerosos los grupos de personas que se decidan a ayudar a la gente que se está muriendo y a sus familiares a afrontar el tránsito. ¿Diría usted que si una persona que se está muriendo cambia su forma de pensar durante sus últimos momentos entra en la siguiente vida en una posición mucho mejor?

-Eso es lo que dice el budismo, que el cómo terminas tu vida y cuáles son tus pensamientos... determina lo que ocurre después y cómo regresas. Realmente no lo sé aunque podría ser cierto.
Desde luego, cuando un moribundo cree en la reencarnación termina su vida de forma mucho más relajada, no tiene miedo a la muerte. A veces, incluso aseguran "ver" y hablar con parientes o amigos ya fallecidos que vienen a recibirles desde el otro lado. Mi hermano más joven, que es oncólogo y trabaja con pacientes de cáncer terminales, les anima siempre a contar todo lo que les sucede y ha escuchado muchos maravillosos relatos de ese estilo.

-Antes de despedirnos quisiéramos saber si después de más de veinte años como terapeuta ha modificado la forma de efectuar sus terapias.

-Efectivamente, mi trabajo se ha ido expandiendo más allá de las regresiones y las vidas pasadas hacia el cuerpo mental y hacia la conciencia y la energía.



Luis Arribas

2 comentarios

  1. Los libros del Dr.Weiss son de mis favoritos, creo que es un pionero en su área.

    Es curioso que el Dr.Weiss no conozca los descubrimientos científicos del Dr.Hamer, ya que si los conociera, podría efectuar una terapia más integral con sus pacientes con enfermedades crónicas e incluso con cáncer.

    Sobre el Dr.Hamer, recomiendo estas páginas:
    http://www.dsalud.com/numero37_2.htm
    http://www.dsalud.com/numero38_2.htm
    http://nuevamedicinahamer.blogcindario.com/

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Leí varios libros de Brian Weiss quien me parece todo un personaje, un hombre valiente que tuvo el valor de sacar a la luz algo que muchos psiquiatras e investigadores mantenían en las sombras, “Los mensajes de los sabios” aportan una filosofia de vida totalmente hermosa, una vision del mundo que enriquece el ser en muchos aspectos, considero que sus métodos poco ortodoxos independientemente de tomarlos como verdaderos o falsos ofrecen resultados extraordinarios.

    “Dentro de nuestras formas humanas, hay un ser espiritual. Nuestra parte espiritual nunca muere. Jamás perdemos a nuestros seres queridos. En realidad, todos los seres humanos estamos conectados para siempre.- Todo es crecimiento y aprendizaje. Un crecimiento continuo.- El cuerpo no es mas que un vehículo que utilizamos mientras estamos aquí. Lo que perdura eternamente es el alma y el espíritu.- Olvídate del pasado. Ya no volverá. Aprende de él y déjalo en paz”.- (Brian Weiss.-)

    ResponderEliminar

 

MENSAJE DE PUMJ


TU ERES UNA PIEZA IMPORTANTE EN ESTE MUNDO,TU GRANITO DE ARENA ES IMPRESCINDIBLE. PARTICIPA, CORRE LA VOZ, ENVIA, EXPLICA, APORTA TODO LO QUE CONSIDERES OPORTUNO. CUANTA MAS PERSONAS NOS IMPLIQUEMOS MAS AVANZAREMOS HACIA UN MUNDO JUSTO. GRACIAS Y UN ABRAZO.

Google+ Followers